HERBAL ÉXTASIS



alt

 

La historia del "herbal éxtasis" se entrecruza y enlaza con la del éxtasis químico o MDMA. Esta última sustancia se vendía libremente hasta su prohibición en 1986. Hasta esa fecha, el éxtasis se podía comprar puro o casi puro en la calle, e incluso por correo en norteamérica. Al ser prohibido comenzó a venderse adulterado, muchas veces con efedrina, otras con anfetaminas. De ahí que el "herbal éxtasis", que suele contener efedrina y cafeína, tenga un efecto similar al éxtasis químico, adulterado e ilegal, de nuestros días. Con la MDMA pura tiene en común el lado energético o anfetamínico. De hecho Gordon Alies, descubridor de la anfetamina, se intereso por la MDA «debido a su parecido con la efedrina, el fármaco utilizado mayoritariamente en los años 30 y 40 para estimular el sistema nervioso central». En los años 90, un joven empresario norteamericano monta una empresa y comienza a vender toneladas de pastillas azules ricas en efedrina: había nacido el herbal éxtasis.

Uso:

El herbal éxtasis puede usarse para sustituir, con grandes ventajas, al speed callejero adulterado gracias a su prohibición. Según las últimas noticias parece que esta sustitución ya se ha producido en buena parte.

Y no es de extrañar: mientras las anfetas son ilegales, caras y adulteradas, el herbal es barato, no prohibido, puro y natural. Tanto el speed, que debería ser anfetamina pulverizada, como la cocaína, suelen estar corlados con efedrina. Si uno va a acabar consumiendo esta sustancia, ¿por qué no comprarla directamente y a un precio menor? Las cápsulas herbales conviene tomarlas con abundante líquido, a ser posible agua o zumo de frutas. Las marcas más potentes, como la de la ilustración de este artículo, sólo requieren ingerir una cápsula. Las marcas suaves pueden gustar a las personas hipersensibles, mientras otros tendrán que tragarse tres o cuatro pildoras para notar un efecto claro.

Obtención:

Hoy existen docenas de marcas con las más diversas formas y colores, pero con una composición similar. El ingrediente principal es el extracto de Efedra o de Sida, dos plantas ricas en efedrina, estimulante de efectos muy parecidos a la anfetamina. Algunas marcas añaden vitaminas o aminoácidos -los constituyentes de las proteínas-a su composición, para darle un toque de color y variedad a sus rimbombantes etiquetas, y poder así justificar un precio elevado. Sin embargo es cierto que las vitaminas B y C reducen la resaca y permiten digerir mejor la Efedra, esto no debería suponer un gran incremento en el precio, además estas vitaminas se encuentran a bajo precio en los zumos de frutas naturales, con los que se aconseja tragar el "éxtasis natural". Algunas marcas indican el porcentaje de efedrina que contienen sus extractos, otras no. Las hay que sólo contienen cafeína o Guaraná, una planta que sólo cuenta con la cafeína como principio activo.

Peligros:

Enfermedades del corazón, hipertensión, tirotoxicosis, hipertrofia prostática. NO mezclar nunca con solanáceas. Si te pasas con la efedra puede que sientas mareos, dolor de cabeza o de estómago, debilidad muscular, temblores o palidez. La suspensión de su empleo diario de efedra, o de cualquier estimulante, legal o ilegal, NO produce "mono", pero sí una resaca depresiva que, según haya sido el abuso, puede durar hasta una semana entera. La efedra produce tolerancia, esto quiere decir que el cuerpo se acostumbra y después de un tiempo pide más cantidad para producir el mismo efecto que antes se lograba con menos.



Modificado por última vez enJueves, 30 Septiembre 2010 11:58
Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

volver arriba

Noticias